Los carritos de bebé running son los que tienen un diseño especialmente pensado para que puedas correr con niños pequeños. Estos modelos de carros son ligeros y con diseño deportivo, adecuados para ir rápido y evitar obstáculos cuando haces footing gracias a sus 3 ruedas grandes con freno y manillar ajustable. Si eres runner, seguro que aquí encuentras todo lo necesario para hacer deporte con tu hijo.

Carritos de bebé para running y correr con niños

Muchos carros de bebé comparten características, aunque los enfocados al deporte tienen una estructura algo diferente y el resto de elementos pensados para dar mayor resistencia al carrito y reducir el movimiento cuando el niño va sentado en él.

Ir a correr es una forma maravillosa de eliminar estrés y llevar una vida saludable, así que practicarlo siempre debe ir acompañado del material necesario y, si has sido mamá o papá recientemente, seguro que deseas tener un cochecito para correr con el bebé.

Con los modelos que indicamos vas a poder seguir disfrutando de este deporte tan fenomenal que te encanta, con carritos deportivos bien diseñados para ir rápido, reducir el esfuerzo de empujarlo y que el peque vaya lo más cómodo posible para que también sea una experiencia inolvidable para él.

¿Qué características tiene que tener un carrito de bebé para running?

Carritos de bebé running

El catálogo de carritos de bebé para correr posee muchas referencias de productos, muchos de ellos totalmente válidos para practicar deporte con niños en todo tipo de situaciones, pero si eres runner de los de verdad, seguro que deseas comprar un carrito para correr con bebés resistente y cómodo.

A continuación, vamos a darte las claves para que puedas elegir y comprar el modelo más adecuado a tus ritmos de entrenamiento y que mantenga la comodidad del niño o niña mientras entrenas y haces alguna carrera.

  • Diseño: debe tener forma de triciclo todoterreno.
  • Ruedas: las ruedas del carrito para correr con bebés deben ser grandes y tener un total de 3 ruedas, una delantera y dos traseras. Esta forma de alineación hace mucho más sencillo ir a mayor velocidad y tener mayor capacidad de movimiento. La rueda delantera debe ser bidireccional, es decir, que gire en ambas direcciones y con un giro de 380º. Otra característica importante de las ruedas del carro deportivo o running es que estas sean hinchables. Algunos modelos las llevan de goma, pero no son convenientes ya que eliminan menos los baches.
  • Suspensión: es importantísimo que el cochecito para correr con el bebé tenga buenos amortiguadores para que estos absorban los impactos. Al ir a mayor velocidad cuando corres que cuando paseas, la suspensión del carro evitará el traqueteo en el interior de la silla.
  • Manillar ergonómico y ajustable en altura: la barra que sea cómoda de agarrar y tenga un buen diseño, con materiales de calidad. Vas a pasar mucho tiempo empujándolo y la mano estará en contacto permanente con el manillar del carrito donde va el bebé. Además, es totalmente conveniente que el manillar pueda subirse o bajarse ya que, en caso de no estar a la altura adecuada sufrirás dolores de espalda después de un día intenso de carrera.
  • Arnés de sujeción: el cinturón de seguridad o arnés de sujeción del carrito debe tener 5 puntos de sujeción. Cuantas más uniones con la silla más seguro estará tu hijo. Al correr el carro se desplazará a cierta velocidad y el niño se moverá bastante más si no está bien sujeto.
  • Respaldo: siempre ajustable y a ser posible reclinable. Según el día y la velocidad de la carrera es posible que el niño desee ir en una posición u otra. Al tener el respaldo reclinable o ajustable podrás encontrar la posición perfecta para que vaya cómodo.
  • Compatibilidad: no es un buen carro si no dispone de accesorios de viaje, es decir, que al carro de bebé pueda acoplarse una bolsa de viaje, burbuja de plástico para los días de lluvia o viento, elementos reflectantes, etc. Todos deben ser extraíbles para que los puedas lavar con facilidad cuando sea necesario.

Carros para correr con bebés

Ahora que ya conoces las características que debe tener el carrito de bebé para acompañarte en tus carreras y salidas de runner, vamos a indicarte los que consideramos los mejores por precio y calidad, así como por el gran número de opiniones y valoraciones de otros papás y mamás.

Out ´N´About V4

Con un diseño totalmente pensado para salir a correr el carrito de bebé Out ´N´About V4 es un todoterreno con 3 ruedas grandes para poder transitar cualquier tipo de terreno.

Este carro para runners posee 3 ruedas fijas para evitar la vibración cuando vas a un ritmo alto, adecuado para bebés y niños hasta 4 años de edad.

El manillar es ajustable y plegable, e incluye freno para reducir la velocidad de las ruedas si quieres bajar el ritmo o parar totalmente.

El carro Out N About V4 permite reclinar el respaldo en varias posiciones, llegando a ponerse totalmente horizontal.

La capota amplia funciona bien para proteger al niño y cubre prácticamente toda la sillita para que no se moje si llueve o esté protegido si hace viento. Lleva también varios bolsillos portaobjetos.

Como desventaja indicar que es bastante grande y la rueda delantera fija, así que para utilizarlo como carro de viaje no es demasiado bueno por su gran volumen, pero para pasear funciona muy bien y para correr es una auténtica maravilla. Puedes caminar con él por la arena de la playa y por la montaña.

Y si te gusta un color más discreto que no sea rojo, también puedes comprar este carrito en color negro.

Baby Jogger Summit X3

El carrito para correr con bebés Baby Jogger Summit X3 es uno de los mejores carros de running, con sistema de plegado rápido Quick-Fold y bloqueo de la rueda delantera desde el manillar para dejarla fija cuando lo necesitas.

Este modelo de carro de niño para correr posee suspensión independiente en las 3 ruedas, haciendo que cada una de ellas sea muy suave por todo tipo de terrenos.

Es totalmente compatible con el grupo 0 City Go y el capazo, así que su versatilidad es bastante amplia. Ideal para hacer deporte y para usarlo como silla de paseo ya que es muy ligero.

El arnés del Summit X3 de Baby Jogger es de 5 puntos, con barra de seguridad opcional y cesta portaobjetos.

Las ruedas traseras llevan freno de tambor, estas tienen unas medidas de 16 pulgadas y 12 para la delantera.

Una de las ventajas es la facilidad del plegado. Solo hay que tirar de la cinta diseñada para esta funcionalidad.

El inconveniente de este carrito para correr con niños es que no lleva barra de seguridad. Esta hay que comprarla por separado, aumentando el precio final del producto.

Baby Jogger Summit X3 - Cochecito para bebé, 3 ruedas, color negro/gris
Sistema de doblado Quick-Fold que le permite plegar el cochecito con una sola mano

Hauck Runner

Con ruedas neumáticas grandes para mejorar la movilidad y facilitar la carrera el carro Hauck Runner es compacto y ligero, un auténtico carrito de bebé todoterreno.

Este modelo está pensado para bebés de 6 meses hasta que alcanzan los 25 kg de peso, pudiéndole añadir el capazo 2 en 1 de la marca Hauck.

El respaldo es reclinable y el reposapiés también, teniendo ambos un ajuste separado para que puedas modificar la posición de todas las partes para que tu hijo esté mucho más cómodo.

El tamaño de la rueda delantera es de 30 cm (11,8”) y las dos ruedas traseras son de 29 cm (11,4”), con cámara de aire para que las hinches más o menos según el tipo de carrera o paseo por la montaña que vas a realizar.

Hauck Runner - silla de paseo, silla running con 3 ruedas neumaticas, plegado compacto, ruedas XL con camara de aire, para recien nacidos, apto para niños hasta 25kg, oil (beige)
Plegado compacto: la silla de paseo tiene un plegado rápido y fácil con solo una mano; reducido en tamaño que ahorra espacio en casa, avión y maletero de coche

Thule Urban Glide

Con chasis de aluminio y puntos de acero para darle mayor resistencia y durabilidad el carro de bebé para correr Thule Urban Glide es capaz de pasar por todo tipo de suelo, asfalto, arena, terrenos irregulares y todo lo que imagines.

Este carrito de bebé para corredores es muy sencillo de llevar, rodando suave a ritmos altos.

Uno de los inconvenientes es su gran tamaño, al igual que sucede con todos los carritos de bebé para correr. Para hacer deporte con el peque es genial, pero para ciertas situaciones puede volverse algo incómodo. Sin embargo, si eres un deportista asiduo de las carreras te encantará. Muy fácil de llevar, supermanejable y ligero.

El freno de mano está en el manillar para aumentar la seguridad y poder controlar la velocidad en todo momento. Además, al plegar el carrito ocupa muy poco espacio.

¿Por qué comprar un carrito de bebé running?

Porque es la mejor forma de que puedas practicar deporte mientras tu hijo crece, asegurando su comodidad y seguridad y evitando lesiones de espalda tuyas.

Correr con un carro normal puede provocar que hagas movimientos indeseados, los mismos que con el tiempo te producirán desgaste y malestar. Al comprar un carrito para correr con bebés conseguirás que el peque vaya cómodo, bien sujeto y se lo pase igual de bien que tú. Además, la posición que llevarás empujándolo será la correcta, reduciendo el esfuerzo ya que están preparados para ir a mayor velocidad que los tradicionales.